La Misión

 

La Misión es una acción extraordinaria de evangelización, durante la cual la comunidad cristiana, con la colaboración de los misioneros:

  • Suscita y renueva el encuentro personal con Jesucristo (cf. EG 3).
  • Revitaliza y fortalece la experiencia de fe.
  • Crece en comunión, fraternidad y corresponsabilidad.
  • Potencia la “salida misionera”.
  • Enriquece su proyecto pastoral.

Es un proceso que se realiza en tres etapas: premisión, misión y postmisión. En ellas se ponen en juego diversos medios y acciones:

  • Un itinerario formativo-espiritual para las personas y grupos vinculados a la parroquia y aquellos que deseen integrarse para fortalecer su identidad cristiana y su compromiso evangelizador.
  • Las visitas misioneras a todos los hogares de la feligresía.
  • Las asambleas familiares cristianas, formadas por grupos de vecinos que se reúnen para compartir la vida y la fe iluminados por la Palabra de Dios.
  • La Escuela de Oración, que ofrece espacios y medios para el encuentro personal con el Señor y para aprender a orar.
  • Las celebraciones misioneras y eucaristías, con dinamismo evangelizador y creadoras de comunidad, que suscitan y educan la fe.
  • Los encuentros sectoriales con niños, adolescentes, jóvenes, matrimonios y parejas, personas mayores…, que pretenden facilitar el encuentro con Jesucristo y la integración en la comunidad parroquial.
  • La visitas a los enfermos e impedidos para acompañar e iluminar desde la fe su situación.
  • La acogida individual para la escucha y la celebración del sacramento de la reconciliación.
  • La potenciación o creación de los grupos de acción pastoral de la parroquia: Cáritas, Pastoral de la Salud, catequistas, equipo de liturgia, equipos de matrimonios, pastoral juvenil, continuidad de las asambleas familiares cristianas…
Díptico de presentación de la Misión Vídeo resumen de la Misión
Comparte con otros