2 comentarios

  1. Hoy María se nos presenta llena de Merced Justicia y Misericordia. Virgen Madre de todos los hombres pero especialmente de los encadenados a sus males, de los atados a su perverso corazón, a los invisibles de este mundo por su condición. Ella ocupa después de Cristo el lugar más elevado y cercano a los cristianos y hombres de buena voluntad. Hoy de nuevo hacemos como Ella hizo un Sí al Señor.

  2. María, arranca de mi corazón las cadenas que me alejan de ti. Solo la Verdad nos hará libre. Que tu sobreabundancia de gracia que recibo de ti cada día me ayuden a caminar en Libertad. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *