1 comentario

  1. La alegría del encuentro la lleva a María a gritarlo al mundo. Que yo sé testimonio de Cristo presente en la historia del hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *